La superproducción asiática Line Walker 2 rueda en Madrid

Line Walker rueda en Madrid

Varias calles de la ciudad acogen el rodaje de la segunda parte de una conocida saga china.

El rodaje de la superproducción china Line Walker: Operation Midnight Shadow ha tenido como escenario en los últimos días las calles de la ciudad de Madrid. Producida por Virgina Lok y Andrew Lau, de la compañía Shaw Brothers Hong Kong, la película gira en torno a un grupo de agentes secretos del CIB (Hong Kong Criminal Intelligence Bureau) y su persecución de los criminales de los bajos fondos de Hong Kong. La película se desarrolla entre Hong Kong, Madrid y Navarra, estando previsto su estreno en 2020.

Se trata de la secuela de Line Walker, dirigida por Jazz Boon, estrenada en los cines asiáticos en el 2016 y que, con una recaudación de 90 millones de dólares, se convirtió en la tercera película producida en Asia más taquillera de la historia. Para el rodaje de su secuela, los productores hongkoneses han contado con la colaboración de la empresa Babieka Films, que ha llevado a cabo la producción de servicio, coordinación logística y suministro de los recursos técnicos y humanos para la productora china.

Las localizaciones de Madrid elegidas para el rodaje han sido la calle Bailén a la altura del túnel del Palacio Real, la calle Ponciano y la calle San Bernardino en la zona de Noviciado del distrito Centro y tomas de camera car en varias avenidas principales como Paseo de la Castellana, Plaza de Colón y Calle Génova.

El impacto económico de Line Walker 2 en Madrid ha sido de 2,5 millones de euros, contando con 600 contrataciones locales. El equipo técnico y artístico ha estado formado por 350 personas con 130 profesionales del equipo de Hong Kong. En cuanto a noches de hotel, la producción ha supuesto un total de 840 pernoctaciones durante el rodaje, a las que añadir 420 durante la fase de preproducción.